Manera de ir a Peña Castil desde Pandébano sin tener que acercarse a Vega Urriellu



 El collado de Pandébano separa los valles de Bulnes y del río Duje;podría ser una buena comunicación entre este último pueblo y Sotres,pero no lo es...

Pandebano

Vista a Occidente desde el collado de Pandébano
        Puestos en este collado tenemos,al Norte,un bloque pétreo con muy pocos accesos naturales y que se conoce con el nombre de Peña Maín;sin embargo,al Sur,lo que vemos es una ladera enriscada formada por múltiples canales y que forma,por ese lado, la afilada sierra de las Moñas; por una de estas canales,la más sencilla,trataremos de llegar a Peña Castil pasando por la Horcada de Camburero,que no es tal horcada sino una collada con todas las de la ley;hay que tener
en cuenta que cualquier subida a este pico, se ha de hacer por esta "horcada", ya que lo demás sería complicarse la existencia.Así que,para empezar,salgamos del camino de la Vega de Urriellu por la izquierda y arremetamos prado arriba
ya que nada nos indica por donde ir;la llamada canal de las Moñas tampoco está demasiado definida respecto a las otras.
La pendiente es muy fuerte pero al acercarnos a un pedrero alargado en sentido vertical,aparece un sendero que no debemos abandonar y,además,nos llevará de la forma más cómoda posible;incluso,demasiado cómoda...
         Este cómodo sendero se mete en una estrechura dando principio a una pedregosa canal que podría denominarse de Las Moñas,aunque algún otro nombre ví por ahí;poco tiempo vamos por ella ya que,la senda nos obliga a tirarnos a la
derecha alejándose sin miramientos;más bien,desviándose a otra canal pero rodeádola por la zona menos complicada.Por fin,sin grandes problemas,todo se vuelve llano y aparecen unos edificios,algunos de ellos en pie:es la majada de Las Moñas.

       Resalte
Aspecto de la ruta,poco después de salir de la majada de Las Moñas;un paso sería por el centro de la imagen.
   
Llambria
Llambria que cogeríamos si fuéramos por la senda superior.

Hay que entrar en el núcleo de las derruídas cabañas donde veremos,al final,formarse un sendero: sigamos por él,sin dejarnos atemorizar por el mal aspecto de las peñas frontales;en efecto,hay que cruzar un serrote rocoso y se hace por la parte inferior,la más escarpada,con el fin de evitar una enorme "llambria" que está más arriba.A partir de aquí la ruta es directa,atravesando por la parte inferior las vegas que encuentra (Vega de los Tortorios); el premio a cruzar este molesto tramo es que el resto del trayecto es "miel sobre hojuelas";sin desnivel,sin problemas de orientación,sin esfuerzo y con la seguridad que nos da saber que vamos a parar ¡¡precisamente!! al comienzo del único paso fácil para bajar a la horcada:   es un corto corredor,inclinado y protegido,que atraviesa limpiamente el contrafuerte que,por esa parte,tiene la Cabeza de los Tortorios.Sólo queda ascender un cuarto de hora prado arriba y,ya estamos,en lo alto del collado.
         Si,cuando estábamos en la majada de las Moñas hubiésemos tirado por la senda más alta,que por el prado se veía bien marcada,hubiéramos tenido que cruzar,por lo peor,todos los contrafuertes que parten de las Moñas y el premio hubiera sido tropezar con el bloque de la Cabeza de los Tortorios;luego tendríamos que ir bajando,con precaución,por toda la roca tratando de encontrar algo que sirva de fácil paso para descender a la pradera inclinada que se ve abajo,etc,etc.

Horcada_Camburero
       
Plácido aspecto de la Horcada de Camburero;enfrente tenemos la ladera de acceso a Peña Castil



Puestos en esta collada,arremetemos con decisión por la ladera opuesta y,después de cruzar una gravera
por donde mejor nos parezca, alcanzamos la cumbre.